sábado, 19 de agosto de 2017


TEMAS TERTULIA 25-8-2017

JAZMÍN
LAS RUBIAS
PANTALONES

    "La ignorancia o la ocultación de acontecimientos históricos importantes constituyen un obstáculo para el entendimiento mutuo" (Anónimo)







Hipócritamente blancos, vagamente lilas
los pétalos un poco hinchados
el mal aliento de los chismes
Aquí parece que hay quietud, pero es un punto
neurálgico calcificado
una costra en la boca
Aquí no hay nadie.

Sólo tiempo desangrado
como una máscara para
las caras que pasan de largo.

Se oye:
¡Él no es el que parece ser!

Alguien responde:
¿Y quién lo es en realidad?

Reducido a un torpe pie
el pasado arrastra los pasos
retorcido como
la juventud de la señora Mumien.

Se oye:
¡Tú tampoco eres el que pareces ser!
Tú eres un ladrón de seres humanos, tú me has robado a mí.

Entonces yo respondo:

La muerte del jacinto es ser tragada,
ser comida secamente trozo a trozo,
noche y día.

Claro que fingimos, rayanos en la traición.
La mentira, aunque esté en el dulce
entumecimiento de la flor, la mentira
aún nos hace creer que perduramos.
Eva Runefelt en I ett förskingrat nu (2007), incluido en Mujeres en el Norte. Trece poetas suecas  (Devenir, Madrid, 2011, selec. y trad. de René Vázquez Díaz).

Otros poemas de Eva Runefelt
Camino del colegioEl hombre que se aleja cada vez más cercaEn casa


  • "El dinero no representa más que una nueva forma de esclavitud, que sólo se distingue de la antigua por el hecho de que es impersonal, de que no existe una relación humana entre amo y esclavo." (León Tolstói)

TEXTOS TERTULIA 18-8-2017

¿POR QUÉ YO?
LA PISCINA
CONTRA TODO PRONÓSTICO


¿POR QUÉ YO?

Reflexionando: 
Te sientes solo.
Náufrago en el temporal de tus dudas,
a la deriva de tus emociones,
en ese estado de lucha con lo existencial.
Te sientes atrapado.
Entre el oleaje que dictaminan los poderosos
pensamientos, los entresijos de los miedos,
que se van generando en una mente dependiente
del pasado.
¿Qué sería de todos si Tú desapareces y te dedicas a vivir?
¿Qué sería de los amig@s, la familia y el entorno en el que te desenvuelves?
¿Esperarían por Ti?
¿Aplaudirían Tus logros?
¿Se alegrarían por Verte feliz?
Demasiado pensar por hoy,
demasiada carga que liberar.
María Martín


¿POR QUÉ YO?

Si tienes que preguntarte ¿por qué yo?
Cuando te sientes realmente deprimido,
cuando el mundo se ha vuelto contra ti
y no sabes que hacer,
cuando te cae encima un chaparrón
y el camino es un desorden sinuoso
y te sientes más confundido
de lo que jamás podrías expresar.

Cuando el sol, tristón, no quiere brillar,
cuando las estrellas no se alinearán,
cuando prefieres estar dentro de tu cama
arropado con la manta
sobre tu cabeza.
Cuando la vida es algo
que temes,
¿tienes que preguntarte “por qué yo”?

Entonces, cuando el mundo parece correcto y verdadero,
cuando la lluvia ha dejado un suave rocío,
cuando te sientes feliz siendo tú,
por favor, pregúntate: ¿por qué yo?
Entonces, también.

Peter Patterson

¿POR QUÉ YO?

¿Por qué yo?
Durante mi infancia siempre obedecía a mis padres y profesores.
Fui un estudiante mediocre pero de comportamiento ejemplar.
Fui monagillo y respeté todas las fiestas de guardar, nunca me salté una misa de domingo.
He trabajado durante más de treinta años en la misma empresa, siempre servicial y respetuoso con los jefes, siempre atento a sus órdenes.
Siempre he votado a partidos con los pies en el suelo, gente seria, con sentido común, herederos de aquellos cuarenta años de paz y grandeza, de gloria. Algunos casos aislados de corrupción nunca me han hecho cambiar de idea, ni dudar siquiera, ante radicales, feministas, ecologistas, libertarios y toda esa gentuza.
Siempre he pagado todos mis impuestos sin preguntar siquiera en qué los usarían, ellos sabrán, son gente preparada.
Siempre he sido un patriota y me enorgullezco de ello, sólo una persona desalmada puede dudar cuando debe acudir a la llamada de la patria con las armas en la mano.
Y ahora, ya anciano, me veo aquí, en esta carretera que lleva al norte, a la capital, a la media España que todavía es habitable. Aquí, rodeado de toda mi familia, viendo como va cayendo la gente como moscas a nuestro alrrededor, vaciándose los pueblos y las ciudades, ¿por qué nos abandona y no nos ayuda el gobierno si son a los que siempre he votado? Este cambio climático brusco no puede ser culpa de ellos, como dicen los ecologistas radicales y los demás partidos, dijo el presidente ya hace años, que eso era sólo un cuento populista, que se lo había explicado su hermano, que sabe mucho del tema.
El calor es insoportable, nos acercamos a los cuarenta y ocho grados, creo que yo tampoco podré llegar...
Si siempre he sido de orden, obediente, un ciudadano sumiso y educado, ¿por qué va a terminar así mi vida?, ¿por qué yo?

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


LA PISCINA

Laura no era una persona normal, se salía completamente de la norma pero sólo por un detalle: era demasiado lógica.
Su vida transcurría de sucesos extraños en sucesos extravagantes, pero no para ella, sino para la inmensa mayoría de sus vecinos, “la gente normal”.
Laura apartaba lo indispensable para vivir de los casi tres mil euros que mensualmente le transfería su padre a su cuenta con una única condición: que no le molestara con sus rarezas. El resto del dinero lo repartía mensualmente entre distintas ONGs de todo tipo que previamente había seleccionado por su demostrada honestidad y eficacia en su labor.
Laura reciclaba todo, casi obsesivamente, y cuando acudía a dar un paseo por la playa siempre llevaba consigo una bolsa en la que recogía la basura que iba encontrando.
Laura era objetora fiscal, se negaba a aportar un sólo euro de sus impuestos para la compra de armas, tenía un par de juicios pendientes por este asunto, pero no parecía importarle.
Laura sólo votaba cuando podían hacerlo todas las personas afectadas por el asunto a decidir, decía que le parecía indigno de una persona libre permitir que un grupo de personas a las que ni conocían decidieran sus asuntos sociales durante cuatro años por haber introducido un papel con su nombre en una urna. Laura mantenía que si viviéramos en una democracia directa y real no existiría ninguna guerra en el mundo y la corrupción política sería imposible porque el sueldo de los políticos, portavoces y nunca representantes, lo decidirían quienes les pagaban, todos los ciudadanos, no ellos mismos.
Laura siempre sonreía y sabía escuchar pacientemente, su inteligencia emocional, entre muchas, ya había quedado de manifiesto en su infancia al ser sometida a todo tipo de tests que la clasificaron como superdotada.
Laura miraba, mientras sobrevivía y aprendía a vivir, siempre el lado positivo de las cosas sin caer en ninguna simpleza, sabía que a todos, al final del viaje, nos van a cobrar lo mismo.
Laura soñaba un mundo mejor porque sabía que el mundo en que ella vivía ahora era el que otros, a los que en su momento llamaron “soñadores utópicos” habían soñado antes y hoy era una realidad. Sabía que el mundo siempre había funcionado así.
Laura ayudaba a la gente en lo que podía, sabía que por eso es poderosa nuestra especie, gracias al apoyo mutuo.
Laura, haciendo uso de su capacidad lógica, comprendió la importancia de la educación, estudió magisterio y sacó el primer lugar de las oposiciones, pero no duró mucho en su trabajo, su actitud y método pedagógico molestaban por igual a casi todos los directores e inspectores de educación, aunque no a los niños, ellos lo decían, eran felices y se lo pasaban muy bien en sus clases. Laura les decía cosas tan extrañas para los otros profesores como que su verdadera patria era el mundo, ninguna otra, y su familia toda la humanidad y que no había en este universo energía más poderosa que el amor. Luego les llevaba de excursión y les dejaba jugar libres en la naturaleza mientras contestaba a sus interminables preguntas sobre todo lo que encontraban por el campo. A punto de cumplir dos años en su puesto fue apartada de él indefinidamente.
Laura nunca medía los objetos por su precio sino por su utilidad.
Laura, en definitiva, padecía o disfrutaba de un defecto o virtud llamado “lógica”.
Este último verano ha protagonizado un incidente que posiblemente le acarree un tiempo, aunque no mucho, en la cárcel: hacía calor y ella, aplicando su lógica intachable, salió a la calle en ropa interior. No tardaron mucho algunos de sus vecinos en llamar, una vez más, a la policía que, también una vez más, la detuvo por escándalo público. “Esta vez te has pasado, Laurita. Ahora sí que no te salva nadie de unos días a la sombra, ya tienes aburrido al juez. Disculpa, pero tengo que esposarte” le decía un policía ya mayor que conocía bien todos los incidentes anteriores.
Para ponerle las esposas la giró hacia la pared y Laura vió, al otro lado, una piscina, un lugar a un par de metros donde todas las mujeres estaban con su mismo atuendo, en ropa interior. Laura, una vez más, no comprendía nada.
Si he de ser sincero, yo mismo, que asistí a su detención como un transeúnte más, tampoco comprendía nada, pero me callé y seguí caminando, ser un poco lógico y preguntar al mundo por lo absurdo de sus actos ya me había traído demasiados problemas en mi juventud y ahora, ya jubilado, me consolaba a mi mismo diciendo que ya no estaba para esos trotes.
Mejor le regalaré una de mis lasañas, que tanto le gustan, a mi vecina Laura cuando dejen libre su cuerpo, a ella nunca podrán encarcelarla.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


 CONTRA TODO PRONÓSTICO…..CTP

Contra todo pronóstico nací y crecí siendo hijo del cura del pueblo, quien nunca me reconoció. CTP  llegué a ser presidente de la Confederación de Trabajadores Portuarios (CTP) y, a pesar de una vida extremadamente difícil,  sobreviví hasta los 104 años.
Nos hicieron creer que Contra Todo Pronóstico  ganó Trump, el Brexit, el  ultranacionalismo y el machismo; el franquismo aguantó 40 años más y Fidel Castro sobrevivió a más de 600 intentos de atentados...
Y es que lo inesperado siempre sucede. No dejarás de sorprenderte mientras vivas...
Carlos Torres Pérez

José Manuel Cabezas Cabello

CONTRA TODO PRONÓSTICO

Tumbado boca arriba en la acera junto a un inmenso edificio, una especie de andamio de hierro, grande y pesado, con la base pintada de rojo y una X negra cae hacia mí a gran velocidad desde los últimos pisos. No tengo escapatoria. Voy a morir en breves segundos. Me invade un terror desconocido y muevo los brazos en aspas con desesperación. Enseguida, contra todo pronóstico, acepto que voy a morir inmediatamente. Incluso me digo a mí mismo algo así como “adiós, mundo cruel”. Me noto una gran erección. Cuando el fatal desenlace parece que va a tener lugar, en esa última décima de segundo, mi cuerpo se “desliza”... se “escurre”... “resbala”... se transporta fuera de esa escena. No llego a oír el terrible ruido del andamio de hierro al impactar sobre la acera.

Sigo tumbado boca arriba, pero ahora me encuentro en la gran Sala de Llegadas del Aeropuerto de Málaga. Es de noche. La sala está completamente vacía. La marea sube lentamente. El mar lo inunda todo, con parsimonia. La marea me lleva hacia la Sala de Salidas mientras floto “haciendo el muerto”...
José Luis Álvarez

CONTRA TODO PRONÓSTICO

Me muero de ganas
de cruzarte la cara
y esperar tu respuesta.

Igual te haces el valiente

y, contra todo pronóstico,

me dejas huir.

José María Rico

CONTRA TODO PRONÓSTICO

Somos embriones de dioses hechos de verdadero polvo de estrellas pero, básicamente, poco más que una bolsa de miedos.
Contra todo pronóstico, hasta aquí hemos llegado.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net



sábado, 12 de agosto de 2017

TEMAS TERTULIA 18-8-2017
¿POR QUÉ YO?
LA PISCINA
CONTRA TODO PRONÓSTICO

Sólo hay un un dios, el conocimiento, y un demonio, la ignorancia. (Sócrates)










Si un día T'ao Ch'ien
viene a hacerme una visita,
le enseñaré mis cerezos y mis manzanos,
preferiría que viniese en primavera
con un vaso de sidra, quizá le enseñe
un poema —si encuentro uno que le pueda gustar.
Los dragones que cruzan el cielo dejando tras de sí veneno y humo
se deslizaban más silenciosos en su tiempo y trinaban más pájaros.
Aquí no hay nada que él no entienda.
Tiene más ganas que nunca de retirarse
a un huerto como éste.
Pero no sé si lo hace con buena conciencia.


Olav H. Hauge en Spør vinden (1971), incluido en Poesía nórdica (Ediciones de la Torre, Madrid, 1999, ed. y trad. de Francisco J. Uriz).


陶淵明 Tao Yuanming (365 372 427) o Tao Qian (陶潛) fue un escritor chino de inspiración taoísta. Celebró la vida campesina y el vino. La fuente de las flores del pescador La fuente del jardín de los melocotoneros (桃花源) es una obra representativa, cuya temática es una sociedad sin Estado ni jerarquía ubicada en un valle oculto.

"Retorno al campo III", de Tao Yuanming (China, 365-427)

He sembrado yo judías
al pie del Monte Poniente.
Crecen sólo escasos brotes,
y abundan malas hierbas.
Al alba salgo a escardarlas.
Con el azadón al hombro,
regreso acompañado de la luna.
Angosta es la senda,
y altos los abrojos.
El rocío vespertino
me moja la túnica.
Mas nada de esto me importa.
Lo único que quiero
es hacer lo que me gusta.


Tao Yuanming, incluido en Poesía clásica china (Ediciones Cátedra, Madrid, 2002, ed. y trad. de Guojian Chen). 

"Bebiendo mi vino IX", de Tao Yuanming (China, 365-427)
Al alba oigo llamar a la puerta.
Me echo la ropa encima y abro.
Veo a un labrador anciano,
que, jarra de vino en mano,
viene a visitarme, de buena fe.
Cree que no estoy adaptado a la época.
«Para personas como Ud.,
no será lo más adecuado
vivir bajo techo de paja
y vestir andrajos.
Todo el mundo se revuelca en el fango,
y ¿por qué ha de negarse a hacer lo mismo?»
«Le agradezco su consejo,
pero yo no nací acorde
con los afanes mundanos.
Dejarme llevar por la corriente
es ir contra mi naturaleza.
Venga, vamos, bebamos.
Disfrutemos de su vino:
He escogido mi camino
y no cambiaré de rumbo.»

Tao Yuanming, incluido en Poesía clásica china (Ediciones Cátedra, Madrid, 2002, ed. y trad. de Guojian Chen).



Si una persona ama sólo a una persona y es indiferente ante todos los demás, su amor no es amor, sino apego simbiótico o egoísmo ampliado. (Erich Fromm)




TEXTOS TERTULIA 11-8-2017
PUESTA DE SOL
TIENES QUE RECORDARME QUE TE RECUERDE
LAS RAZONES


PUESTA DE SOL+TIENES QUE RECORDARME QUE TE RECUERDE+LAS RAZONES

Cuando llegue la puesta de sol tienes que recordarme que te recuerde las razones que hacen posible una puesta de sol.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com
ARTES LIBRES - www.arteslibres.net


PUESTA DE SOL
Antes un joven veía un atardecer, una puesta de sol real y se emocionaba al sentirla como una metáfora de su vida. Ahora, un joven ve la puesta del sol a través del móvil, iphone o ipad y sentirá probablemente emociones virtuales y digitales… En el futuro alguien preguntará ¿Qué es una puesta de sol en realidad?

J.M.C.C

PUESTA DE SOL

Por
Urdir
Emociones
Silencié
Temores,
Alimenté

Deidades,
Escondí

Soledades
O
Lloré.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com
ARTES LIBRES - www.arteslibres.net


TIENES QUE RECORDARME QUE TE RECUERDE

Tienes que recordarme que te recuerde
(Letra y Música.- Babelain)

Cuando te vea de nuevo
y finja no recordarte
no te olvides recordarme
que ya no quiero ni verte

Yo me mostraré impasible
acercándome al absurdo
de no haberte visto antes
aunque parezca increíble

Tengo que recordarte que me recuerdes
que no todo el monte era “orgasmo”

Tienes que recordarme que te recuerde
que “lo nuestro” era solo un sarcasmo

Cuando me veas de nuevo
y finjas no haberme visto
sigue por tu camino
seguro que no es el mío

Yo me mostraré elegante
mirando hacia otro lado
como si no hubieras sido
mi más tenaz contrincante

Tengo que recordarte que me recuerdes
que no todo el monte era infierno

Tienes que recordarme que te recuerde
que “lo nuestro” casi era eterno.

José Luis Álvarez


TIENES QUE RECORDARME QUE TE RECUERDE

Tengo un montón
de besos acumulados
Un montón de esos
que hay que devolver
Tengo otros tantos
que estan pegados
y otros que tendré
que resolver.
Los tengo
de muchos colores,
otros tantos
de varios sabores
Si te interesa algunos,
los puedes escoger.
Tengo un montón
de besos...
besos ocultos
besos planificados
besos de los que
a veces dan placer.
Los tengo dulces
los tengo salados
Los tengo en cajas
y algunos adueñados.
Tener los tengo.
Oiga, tengo besos...
Póngale interés.

José María Rico


TIENES QUE RECORDARME QUE TE RECUERDE

Mauricio y Ángela se conocían desde niños, eran una de esas muy pocas parejas que hacen que la vida transcurra de tal forma que parecen dos partes de una misma persona, nunca hubo una discusión en su vida, nunca uno de ellos tomó una decisión que afectara a ambos sin consultarlo con el otro, nunca hubo un momento aburrido en su vida. A la vista del resto del mundo eran, simplemente, una pareja perfecta.
Hoy, ya pasados los ochenta, se han acercado juntos al hospital a recoger un diagnóstico que, de alguna forma, ya temían y presentían: Mauricio padece Alzheimer.
Al salir del hospital fueron a uno de los sitios que más recuerdos traía a la memoria de ambos, la orilla del mar, en el extremo de una playa en la que tantas veces habían estado durante su noviazgo, después con sus hijos, luego con sus nietos y finalmente otra vez solos.
Por primera vez parecía que no tenían nada de que hablar, sólo un par de lágrimas se deslizaron por la mejilla de Ángela.
Mauricio tomó lentamente su mano y sin mirarla le dijo: “Ya sabes lo que nos espera, te pido perdón desde ahora por los cambios de humor que tendré, por mis olvidos, por tantas cosas que te harán sufrir. Me quedaré un tiempo más, luego me marcharé, ya hemos hablado de esas cosas. No sufras cuando llegue el momento, nuestro tiempo juntos ha sido el mejor regalo que podía haberme hecho la vida, me siento agradecido. Pero sobre todo, en el tiempo que todavía esté aquí, por favor, no lo olvides, tienes que recordarme que te recuerde”.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com
ARTES LIBRES - www.arteslibres.net

LAS RAZONES
Hay razones y razones.
Y cada uno tiene las suyas, sus razones,
pero claro, uno piensa que tiene razón con sus razones:
es que tengo mis razones.
Y con eso queda todo dicho sin razones.
Y mejor dicho, sin explicaciones.
La razón del más fuerte.
La razón del más elocuente.
Para gustos hay colores.
Para excusas hay razones.
También hay los que lo hacen sin razón,
ni razones.
Ahora me pregunto sin tuve razón al elegir este tema sin razones.
Elena Legrand

LAS RAZONES
Cuentos aprendidos no porque han sido leídos y sí porque ha sido vividos, como leyendas lejanas que resultan ser cercanas.
Historias llenas de rostros estresados por falta de serenidad, por falta de paz. 
Pitidos, gritos, ruidos insoportables para cualquier oído.
Razones para huir de la sociedad y razones para crear otra humanidad.
M.C.G.C.

LAS RAZONES

Todo el mundo las tiene, no hay nadie que carezca de ellas.
Las encontrará variadas, las hay para todos los gustos, ideologías, religiones y equipos de fútbol.
No se compran ni cotizan en bolsa, pero todo el mundo las regala.
Son volátiles y tienen fecha de caducidad, pero quien las posee las cree eternas.
Siembran por igual vida que destrucción, pues no se ha encontrado hasta ahora una acción sin su correspondiente reacción.
Se sienten como una verdad absoluta pero todas se alimentan de mentiras.
Algunas le parecerán blancas y otras negras, porque siempre olvidamos que las vemos sólo a través de nuestros ojos.
Sólo se sabe de un humano que reconoció que sus razones y sus principios podían adaptarse a las circunstancias, un tal Marx, Groucho, por supuesto.
Todas te hacen esclavo de la ignorancia cuanto más crees conocerlas. Algunas, las peores, las que nunca te invitan a dudar, te hacen mirar al dedo que señala la luna cuando caes en la trampa de creer que sólo las tuyas son las correctas.
Las sanas no se encuentran luchando sino cediendo, compartiendo, aprendiendo.
El que diga que no tiene ninguna, simplemente, miente.
Son tus, mis, sus o nuestras razones.
Nekovidal - nekovidal@gmail.com
ARTES LIBRES - www.arteslibres.net


LAS RAZONES

Ése es el problema,
que vamos a contra corriente.
Que lo imposible lo vestimos de blanco
para que no sea tan indigesto.
Ése es el problema,
que vivíamos tan felices
en aquella mentira
que ahora nos duele vivir
en esta puta realidad.
Que nos gusta darnos a tortazos con los errores.
Que se echa tanto de menos a lo que no tienes
que cuando lo tienes
no sabes como actuar.
Ese es el puto problema
de la mayoría de la humanidad.

José María Rico



LA ÚLTIMA CENA.

¿Por qué la última cena?
Grito de sorpresa,
mi hambre volverá, esto es una lástima.
Cuando se coma toda esta comida
y todos mis amigos se hayan ido
estaré lleno.
Quien sabe, espero,
tal vez con nostalgia,
quizás con felicidad,
quizás con expectación.
Pero espero que cuando llegue mañana
mi hambre vuelva
para la vida y otra cena.
Sólo puede ser la cena penúltima
hasta la última cena.

Peter Patterson - Voces entre Voces