sábado, 21 de octubre de 2017


TEMAS TERTULIA 27-10-2017

NACIÓN ANDALUZA
PAPEL
UN ROMANCE INSÓLITO


Disfrutar de todos los placeres es insensato, evitarlos, insensible” (Plutarco)






Aunque llegué al final del viaje,
Jamás sentí que hubiera llegado.
Tomé la carretera
Que sube despacio la cuesta de las preguntas, y que me lleva
Incluso a descender a la tierra que conduce a casa. Yo sé
Que mi carne está limpiamente mordisqueada, perdida
Para el perturbado pez entre las vainas susurrantes-
Yo los dejé atrás en mi ruta
Y así también con el pan y el vino
Necesito la repartición de derrota y carestía
Yo los dejé atrás en mi ruta
Jamás sentí que hubiera llegado
Aunque amor y bienvenida me atrapan en casa
Los usurpadores pasan mi copa en cada
Banquete como en una última cena.

Wole Soyinka, incluido en Voces del Sur. Aproximación a la poesía africana (Biblioteca Virtual Omegalfa, Internet, s. a., ed. de Equipo Fénix, trad. de Rafael Patiño).
W
Wole Soyinka (Nigeria, 1934)
Viaje
FUENTE:

Si creyera en la inmortalidad, creería que ciertos perros que conozco irán al cielo.Y muy, muy pocas personas. (James Thurber)

TEXTOS TERTULIA 20-10-2017

HISTORIA DE UNA HISTORIA
NUESTRAS TERTULIAS
EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO


HISTORIA DE UNA HISTORIA

¿Historia de una historia?
¿Es que es algo más la historia?

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


HISTORIA DE UNA HISTORIA

Estoy leyendo la Constitución Española. Ahora me ha dado por la ciencia ficción...
J.J.C.


HISTORIA DE UNA HISTORIA

Primer paso, Visualizar la razón de ser de el relato. En este caso mujer, muy joven, cargada con petate militar y gAnas de No volver.

Segundo paso: Definir los contornos.
Mujer muy joven pero, ya, mayor de edad y provista de pasaporte en regla.
(Ha probado, durante dos meses, la experiencia de ser asalariada en un trabajo mediócre, en una pequeñas ciudad fabril. Deja, al salir de viaje, intencionadamente, la llave en la cerradura de su apartamento. Por dentro.

Tercer paso, el contrapunto:
El miedo, porque es de noche y viaja haciendo Auto.Stop. (Sonríe para si misma y recuerda a Jorge Stutter diciéndole un año antes "cuando un coche pare recuerda, muchos son los llamados, y pocos los Escondido. Cuidate".
Se cuida de un modo curioso: Sube a un camión. El camionero ha pasado, seguro, los 40. Nunca lleva a nadie, le dice, va a hacer un excepción con ella.. es que... una vez le robaron y...
Ella le cree, tiene, de hecho, la certeza de que la historia es cierta. Porque... casualidad sorprendente, nueve meses antes, durante los San fermines, en Pamplona, el otro protagonista le había participado del lado cínico de la historia.

Cuarto paso: Tirarse a la piscina. O sea, seguir viaje incluso mientras el camión queda aparcado en la bodega del ferry que une Algeciras y Tanger.

Carece de sentido pensar.

Ya forma parte de esa ecpedición de tres camiones que descargará en Fez, pernoctará una noche en el camino, otra en Tanger, y volverá a España.

Quinto paso. Pasando cosas.

Se aventura por el Zoco y, no compra una alfombra pero acepta la invitación de quedarse allí y conocer Tanger.

El camionero, que la ha "respetado" y tratado tan gentilmente, se siente estafado. 

A ella le protege el egoismo y una caprichosa inocencia. 

Determinismo y fatalidad. Primera parte

Sexto paso:
Han pasado unos días. Está sentada en un banco de la plaza Alta de Algeciras. Gastó su último dinero en el pasaje de vuelta. ES tarde para volver. Incluso si quisiera... Echa a andar por la calle Ancha, no conoce a nadie... pero... un cache para junto a ella y le proponen subir y acompañarles.

Definitivo y septimo paso:

Aparcan el coche en la playa del Rinconcillo, junto a un Chiringuito irrepetible. Sobre la puerta un letrero dice: TAO.

Hasta la barra hay unos treinta metros de pasillo, bastantes mesas, "sillones improvisados", una chimenea encendida.

-Hola, Me guardas el petate?

Quien lo coge cambió... (cambió?) ... determinó los siguientes años de su vida.


Isolda Navarro Bürg

HISTORIA DE UNA HISTORIA

Historia siempre se mostraba arrogante ante su hermana Histeria hasta que ésta le demostró, tan sólo poniéndole delante un libro de historia de los humanos repleto de guerras, reyes y genocidios, que en realidad sólo de ella hablaban.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


NUESTRAS TERTULIAS

Nuestras Tertulia - Historia de una historia

De como cuento en nuestras tertulias las historias de una historia, de como la imagino, de como la estructuro y como la escribo, ya sea en prosa o en verso. Nace de una palabra, una frase o un texto propuesto, la pienso, la sueño, la creo. Dejo suelta mi imaginación y ella me lleva por caminos insospechados, sin parámetros, libre, por eso cuanto menos contenido tenga lo que impulsa la historia mejor, mi imaginación se desboca y soy feliz cuando escribo porque escribo lo que siento, lo que viene de mis adentros, rebelde siempre, amordazado a lo físico cuando zafarme no puedo, libre en lo psíquico, porque en los rincones de mi cerebro nadie manda, ni yo mismo, por eso escribo lo que surge y cuantas menos condiciones más disfruto y escribo para disfrutar, para liberar pensamientos callados en conversaciones, para liberar sentimientos no expresados al hablar, por miedo, vergüenza, prudencia ... Del nombre de una flor surge la historia de una princesa, de un color una historia de amor, de un olor una historia de rabia, del tacto surge una historia melancólica, del sabor de una fruta un drama pero cuando son frases mi cerebro se rebela porque él quiere llevarme por otros caminos, a otros lugares, otras experiencia, otras vivencias y lucha mi mente que quiere apartarse del sentido de la frase, mi imaginación no quiere forzarse a los paramentaros del sentido de la frase, quiere volar libre desde dentro.

Diego Francisco Guevara de Bonis
"Voces entre Voces" 20/10/17


NUESTRAS TERTULIAS


Yo busco en las palabras
una hoja de navaja
que te corte la vena del sueño.
Una bala de rabia,
que explote en tu estómago.
Para lo otro,
ya están los otros...

Tal vez regreses herido
del filo de tu abismo,
pero tus ojos verán más lejos...
No vivas con miedo,
como si estuviésemos aquí, para quedarnos.
Sin gloria.
J.J.C.


EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO

El funambulista sonámbulo, que no sabía que lo era, siempre daba cada paso de una forma segura y certera, nunca tuvo un accidente. Sus problemas comenzaron cuando su psicólogo le diagnosticó sonambulismo.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO

Los ciegos que se dejan guiar por un ciego, ven la luz pero callan...
No quisiera ser optimista,
pero creo que no tenemos remedio.
Ese paladear el veneno
a sabiendas...
J.J.C.

EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO

El funambulista sonámbulo
necesitaba estar dormido
para tejer con palabras
sus poemas machihembrados


Se convertía en pirata
pero unicamente de día
ya que de noche ejercía
de poeta en el alambre


Por la tarde, acurrucado
veía pasar los mirlos
y los relámpagos mansos
anhelando una noticia


En el alambre, sonámbulo
olvidaba el simulacro
se embriagaba de silencios
y luego les daba forma


Como pirata era un crack
nadie pudo imaginar
que aquello era un disfraz
Carnaval de andar por casa


Si la tarde era lluviosa
se entretenía leyendo
soñando que ya soñaba
en equilibrio inestable


Cuando surgía el milagro
y los versos se asomaban
su cara se iluminaba
como una estrella fugaz


Los poemas iban cayendo
como hojas en otoño
y los mirlos los leían
con voz alta y cristalina


El funambulista sonámbulo
al despertar sentía vértigo
y era incapaz de escribir
versos con médula dentro

José Luis Álvarez



EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO


Pensé que eras diferente a los demás
pero he descubierto que eres la misma
mierda que los otros, que no merece
la pena luchar por alguien tan egocéntrico,
y que sólo piensa en su interés,
sin mirar lo que tiene enfrente.
Que utilizas a la gente a tu interés,
sin pensar el daño que puedas causar.
Siento haber perdido tanto tiempo, mi tiempo, en ti.
En preocuparme por  tus problemas y por tu estado,
mientras a ti te la repantinfla todo y das ese aspecto
de dejadez, de no querer saber, de no contestar
hasta que te convenga….
No, ése no es el juego.
Así conmigo no funciona, y puede ser que
 me hayas tenido entretenido durante todo este tiempo,
el tiempo necesario para darme cuenta
del valor que te mereces.
Siento decirte que, llegados a este punto,
eres una escoria para mi.
Que me valoro lo suficiente para dejarte atrás.
Y si tienes agallas y te intereso,
ven y pídeme explicaciones al respecto,
de lo contrario, calla para siempre y desaparece,
funambulista de corazón sonámbulo.
J.M.R.


MÁS VALE TARDE QUE NUNCA:

ESO ES CARÍSIMO

Soñar con paraísos en los que nunca ponemos la primera piedra.
Reír sin ganas, por miedo o compromiso.
Vivir soñando con pequeños sueños: un coche grande, un traje caro o cualquier objeto material no imprescindible para una sana felicidad, comparándolo, además, con cuanto tiene tu vecino. Confundir, en definitiva, el precio y el valor de las cosas.
Creer en el discurso hueco de cualquiera que se cree con derecho a gobernar tu vida personal o social, los llaman políticos.
Creer que el amor es servidumbre o dolor.
Mirar la vida con miopía o mezquindad.
No darse cuenta de que ya hace un par de siglos que es la banca quien gobierna el mundo y los políticos sus patéticos lacayos.
Rogar un derecho o negárselo a alguien.
Creer que existen personas buenas o malas en vez de sanas o enfermas.
No poner la otra mejilla u olvidar que, por alguna razón, todos tenemos sólo dos.
Creer que el ruido es felicidad y que la felicidad se puede comprar.
Convencerse de que existe una sola idea o religión por la que vale la pena matar.
No saber distinguir a quien miente y, lo que es peor, a quien se miente a si mismo.
No proteger a los niños y respetar a los ancianos, nuestro antes y después antes del final.
Creer que lo hasta ahora creído ha de ser creído para siempre, olvidar que la más antigua tradición humana fue una innovación en su momento.
Todo esto, querid@ amig@, antes o después, sale carísimo . . .

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


lunes, 16 de octubre de 2017


TEMAS TERTULIA 20-10-2017

HISTORIA DE UNA HISTORIA
NUESTRAS TERTULIAS
EL FUNAMBULISTA SONÁMBULO


Si exagerásemos nuestras alegrías, como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia (Anatole France)






Finalmente aprendí
a leer la viva
constelación de las mujeres
y de los hombres, las líneas
destinadas a unirles las figuras.
Y ahora me doy cuenta de los signos
que amarran el desorden de los cielos,
y en esta bóveda dibujada por el pensamiento
distingo la silenciosa rotación de la luz.
Esta es mi nocturna
partida de ajedrez.
Pero juego solo y apunto con minucia
la oscilación de los signos.
Así se cierra el día
mientras paseo
en el silencioso huerto de las miradas.
Valerio Magrelli, incluido en Cuatro jóvenes poetas italianos (UNAM, México, 2010, selec. y trad. de Guillermo Fernández García).

Otros poemas de Valerio Magrelli
Es sobre todo en el llanto...Hoja blanca como la córnea de un ojo...
FUENTE: BLOG ASAMBLEA DE PALABRAS

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas (Sigmund Freud)


TEXTOS TERTULIA 13-10-2017

CARTELES.
LUZ.
ESO ES CARÍSIMO.



CARTELES

SE NOS PASA LA VIDA COMO ESPERANDO ALGO
J.J.C.

CARTELES

* SIGA LA FLECHA ( O SUS INSTINTOS)
* HACIA LA RZÓN (OJO, MUCHAS CURVAS)
* HASTA AQUÍ HA LLEGADO
* PIENSE
* PUNTO DE EXPULSIÓN DE MATERIA ORGÁNICA CATABOLIZADA (WC)
* DIRECCIÓN REDIRECCIONADA
* PROHIBIDAS DIRECCIONES ÚNICAS
* GIRE (EN SU MENTE)
* ANTROPOZOO
* TIRE – EMPUJE – HAGA LO QUE PUEDA
* AREA DE SERVICIO SIN SERVICIOS

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


CARTELES

Tot depenia 
d'aquelles llunes.

Todo dependía de aquellas lunas.

José Mª Rico


CARTELES

Carteles  pegaría:

"Se busca un amor perdido
yo soy su dueño"
dicen que lo han visto
por la calle arriba
en el barrio del sueño
sin saber que existo
sin saber que es mía
se busca un amor perdido
un amor que alza el  vuelo
cada vez que me acerco.

Carteles pegaría
si hubiera paredes en el limbo
y cola para pegar  deseos
todo de recompensa  daría
se busca un amor perdido
para acariciarlo con mimo
para comérmelo a besos.
"Se busca un amor perdido
si lo encuentran, es el mío".

"Voces entre Voces" 13/10/17
Diego Francisco Guevara de Bonis


LUZ

Temo el tiempo de las hormigas,
que no haya forma de ahuyentarlas..
Y se vuelvan a colar, por un oído en mi cabeza
para robar el último recuerdo dulce, que nos queda.
Temo que se nos pare el corazón, cuando te estoy amando.
Y más que a Dios temo, el zarpazo de un oso polar 
en pleno verano. Por el calentamiento.
Nada de lo que cuento tiene gracia.
Pero... pero de pronto tú en bicicleta,
siembras la duda de los cementerios.
Cuando,
la esperanza en la locura, es más esperanza.

J.J.C.


LUZ

Sinfonía al óleo

Me dirijo a una fiesta donde la vida es de broma
El camino está bordeado de cipreses centenarios
A los lados se vislumbran sepulturas blanquecinas
Por debajo de las losas se agitan brazos y piernas
Ya distingo a oír la música. Suena agria, con sordina
No recuerdo cuándo y cómo me invitaron a esta fiesta
Solo recuerdo una máscara, unas flores y una nota

Abro la puerta y de pronto me siento como un idiota
El espejo de la entrada me devuelve demacrado
Un bufón en una esquina me observa muy sorprendido
Un efebo va sorteando bailarines en la pista
Imita a un esquiador bajando por la pendiente
La escena se ralentiza. Las sonrisas se congelan

Alguien a quien conozco me ofrece una copa extraña
El líquido que contiene es de color bermellón
Lo bebo a pequeños sorbos. Sabe a lluvia y a susurros
No sé si en alguna ocasión, aquella que baila desnuda, fue una amante despechada
¡Hace ya tanto tiempo que cayeron los disfraces!
Puede que haga calor pero ahora estoy helado
Me gustaría encontrar algún epitafio adecuado
Pero antes he de buscar el alimento perfecto
Que sacie todas mis ansias, incluso las que no entiendo

Ahora la música hiere y bailo como un poseso
Predominan pelirrojas de andares desafinados
Una joven ejecuta un aullido incandescente
Astronautas y Unicornios merodean por la barra
Una mujer barbuda ofrece copas en bandejas
La anfitriona nos vigila, nos roza con sus tentáculos
Sabe que más de uno se ha colado en esta fiesta

Todo marcha sobre ruedas, solo que estas derrapan
Ahora me encuentro descalzo contemplando las estrellas
En un balcón sin barandillas muy cerca del precipicio
Se puede observar la sombra que proyecta el universo
Y se oyen risas macabras aunque caricaturescas
Planeo una obra de arte, una sinfonía al óleo
Pero alguien me distrae al ofrecerme una copa
Y me asalta una pregunta que no puedo responderme
¿Qué pinto yo en esta fiesta? El rey de los insociables.

José Luis Álvarez


LUZ

Esta cortina de humo
que empaña nuestros ojos
mis ojos, los tuyos.
Dominado o dominante
de colores;
granate, cielo azul,
canario y sangre.
No me vas arrancar
de tu cuerpo, 
porque me perteneces.
Porque te pertenezco.
Sí o sí.
Soy de ti y tú de mi.
Somos uno,
uno...
y siempre así.

J.M.R.


 LUZ

Del escaparate talla
bajo la luminaria,
maniquí de labios rojos

reflejo de la mañana
de los colores sus tonos

del escenario ama
y señora del foco

reina de la velada
entre todas destacas

bailarina en la danza
del engaño la truhana
dama entre damas
de candilejas puta
sabia en  la cama
fresa entre las frutas
delfín en la playa
todas eres y ninguna

división que proyectas
del prisma los colores
si tu haz lo atraviesa
sólo un color conocen
tus vasallos reina

Pero hoy, corazón
la engañada fuiste tu
hoy mendigas amor
hoy se apagó tu luz.

"Voces entre Voces" 13/10/17
Diego Francisco Guevara de Bonis


LUZ

ATRAPANDO LA LUZ DEL INVIERNO

Al principio yo también creía en dioses.
Esperaba paciente que su luz me impregnara e hiciera de mi el espejo en que reflejar su grandeza.
Adoré, con la debilidad que crea la dependencia, a mis padres, mis profesores y esas personas tan serias a los que todos temían y respetaban.
Era aquel tiempo incierto pero dulce de la infancia en que nada sabía, pero no sufría, porque ni sabía que no sabía, ni sospechaba siquiera que se pudiera llegar a saber o a creer que se sabe.
Siguiendo el curso de la naturaleza, en mi adolescencia rompí todos los ídolos, y con la candidez de la juventud coloqué, sin saberlo, a otros en su lugar.
Luché con ira contra la ira, contra el dolor sembrando dolor, contra la intransigencia de la injusticia siendo intransigente ante ella. Creía, sin la menor duda, justa la ira de los justos.
Cometí cuantos errores pueda cometer un ser humano, sólo el azar hizo que mis manos no se mancharan de sangre. Conocí casi todos los placeres que esta vida puede regalar y sufrí casi todos los dolores que el destino pueda deparar, el peor, sin duda, la muerte de seres queridos.
Era torpe como todos los creyentes, obsesionado con vencer, sin sospechar siquiera donde se encontraba mi enemigo, sin sospechar que todos nuestros enemigos lo son tan sólo porque les concedemos tal puesto en nuestra vida y en nuestra mente.
Era un ciego intentando alcanzar la luz golpeándola con su bastón blanco.


El tiempo fue aclarando mis pensamientos algo más rápido que mi pelo, fue domando tanta energía, enseñándome a no desperdiciar la vida, enseñándome, poco a poco, a vivir. . .
A mis padres, hermanos y amigos pude verles, al fin, como personas en toda su magnitud y miseria, ni mejores ni peores que yo mismo.
Aprendí a mirar con un mínimo de comprensión tanto al arrogante  como al codicioso, al iracundo o al que se engaña a si mismo hablando de paz, amor y fraternidad, mientras autojustifica sus egoísmos y mezquindades. Aprendí a mirar las ideas por las que en otro tiempo hubiera dado la vida, como unas ideas más en un mar de ideas que a diario dan a luz nuestras mentes.
Aprendí, casi, a perdonar y, casi, a perdonarme a mi mismo.
En todo encontré luz y sombra: En la sombra de nacer sin una tierra a la que pudiera llamar mía, la luz de sentir que mi patria era todo el planeta; en la sombra de haber padecido la soledad, la cálida luz de la amistad; en la sombra de la muerte, el aprecio constante y creciente por la vida.


Ya hace mucho que no creo en los dioses que son predicados y representados por mortales. Tiempo ha que escucho indiferente el murmullo de las plegarias vacías que llenan los templos. Una diminuta chispa de luz me hizo comprender un día que hay tantos dioses como seres humanos, y que ninguno es mejor o peor que otro, mientras su existencia no siembre dolor.
Mis dioses, que nunca exigen adoración, aunque siempre solicitan compañía, son de este mundo, son los hijos de esa especie contradictoria que, con ímpetu adolescente, es incapaz de cuidar el espacio que habita, de ser responsable de sus actos, de sospechar siquiera el lugar donde se encuentra dentro su caótica juventud evolutiva . . .
Esa especie que, impregnada por igual de luz y de sombra, es capaz de los más creativos y destructivos actos en su desordenado crecimiento, pero entrañable en su alocada inocencia, en sus utópicos ideales, que siempre, antes o después, consigue alcanzar y, poco a poco, evolucionar.


Pasó el tiempo, y ya en el invierno, aquella chispa primigenia se transformó poco a poco en la llama de una vela, diminuta, pero suficiente para ver que no existía en lo humano ni un ápice de maldad o bondad, tan sólo necesidad, miedo, amor y fantasía.
Tras medio siglo con los ojos abiertos, sigo preguntándome:
¿Qué es la luz? No me inquieta la pregunta, tan sólo me sorprende ese empeño nuestro en intentar atrapar cuanto desconocemos, rindiendo homenaje, sin saberlo, a lo más humano de nuestra naturaleza humana: la curiosidad.
Todos atrapados por la duda de si habrá primavera tras el último invierno, si todo esto tiene sentido, o es sólo un absurdo cuento, por la duda de si todo no se quedará, al final, en apenas cien años de soledad.
Porque aquí estamos todos, incluso quienes no lo sospechan, reunidos bajo el anhelo común de atrapar la luz, bajo el estigma de la sombra de nuestros miedos, todos tan diminutos como todopoderosos, tan frágiles como eternos, y apenas consolados por el calor fraterno de cuanto compartimos.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net

ESO ES CARÍSIMO

Tal vez sea la cesta,
la que pudre las manzanas.
En el Mercadona me llevo plátanos y los peso como bananas.
Tal y como está el patio, sentirse extraterrestre 
es un síntoma de salud mental....
La sed de justicia
nos la quitamos en los bares.
Si vas a huir, 
huye hacia adelante
 
ensartando con los cuernos
 
tu luna oscura.


J.J.C.