sábado, 19 de mayo de 2018


VOCES entre VOCES


TEMAS TERTULIA 25-5-2018

LA FAROLA
NO SÉ
MICRORRELATOS





"No creas todo lo que piensas".
 Acción Poética



No pasa nada si me consideras una niña de nueve años,
llegué al bosque en busca de la fruta amarga-dulce
del árbol Shaora
de pronto veo:
¡La ceremonia de seleccionar al esposo
de la diosa del bosque!
Pienso que van a regalarme la guirnalda,
veo la inquietud entre los pájaros que vuelan
de un árbol a otro;
la hipnotizadora del bosque me pregunta con ironía:
¿desde cuándo tienes estos malos hábitos de espiar?
Recuerdo que me propuse ser la candidata a la boda, aunque
el cielo estaba estrellado.
Aunque no caiga de rodillas por el deseo de someterme a ella,
aunque no tenga mi Sari Benarasi especial para la boda
llevo el vestido de las mujeres gastado por la familia de los Boses
antiguo y pequeño,
quizás el vestido tuvo el color de la rosa,
aún tiene signos,
«Mírame, Diosa del bosque, con tu brillantez,
¡está saliendo luz desde mi cuerpo negro!»
Compongo guirnalda sin hilos: la guirnalda del pudor


Rama Ghosh, incluido en 
La pared de agua. Antología de poesía bengalí contemporánea  (Olifante Ediciones de poesía, Zaragoza, 2011, ed. y trad. de Subhro Bandopadhyay).

"La peor prisión es un corazón cerrado"Acción Poética

TEXTOS TERTULIA 18-5-2018

PREJUICIOS
TODO ESTÁ ARDIENDO
MICRORRELATOS


PREJUICIOS

Siendo como somos, una especie en su adolescencia evolutiva.
Siendo como somos, hijos de miles de años de hambre, miseria, miedo y violencia.
Siendo como somos, desdendientes de esclavos, siervos feudales, integristas religiosos y sociópatas enfermos de codicia.
Siendo como somos, hijos del agobio y del dolor, Triana in memoriam. . .
Siendo como somos, hojas en un río enorme de lágrimas.
Siendo como somos, niños a los que han robado media infancia y adultos a los que han saqueado sus sueños.
Siendo como somos, pájaros sin sol, peces sin agua, pero invencible poesía.
Siendo como somos, semillas de dioses y fruto de reptiles.
Siendo como somos, literal y realmente, polvo de estrellas.
Siendo como somos, creadores de dioses y demonios, de inmensas heroicidades y absurdas mezquindades.
Siendo como somos, poetas del misterio de nuestra grandiosa insignificancia.
Siendo como somos, magos de la fantasía y de la superstición para sobrevivir.
Siendo como somos, héroes constantes del infortunio cotidiano.
Siendo como somos, todo y nada en una minúsciula conciencia.
Siendo como somos, todo cuanto hemos sido y somos, ¿puede existir algún juicio humano que sea algo más que un prejuicio?

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net



PREJUICIOS

De avanzadilla, sin conocimiento, basado en ideas aprendidas habitualmente por ósmosis, así nace un prejuicio, a modo de “lo dijo Blas punto redondo”, de la forma más irracional que podamos imaginar los animales supuestamente racionales que somos y destinado a bombardear a cualquier ser que piense diferente, cuando lo bello de la vida es la pluralidad, el mosaico formado por la amalgama de gustos diversos, a uno el rosa y a otro el azul, a este de aquí la noche y al de más allá el día; si en La Tierra sólo hubiera tierra moriríamos carentes de aire.
Así es que yo, contraria a las normas establecidas por lo políticamente correcto y sin levantar la voz más de lo preciso, me defiendo de la uniformidad como puedo: pongo hielo al vino blanco, es probable que si fuera sommelier no lo hiciera, pero soy mera consumidora de vinos de supermercado; no me gustan los dulces -aunque alguna vez busco enloquecida una bayonesa- pero al café le pongo mucha azúcar porque me sabe delicioso; la carne me gusta poco hecha y el pescado bastante cocinado, las ensaladas generosas de vinagre, las lentejas con cayena y rehogo espinacas dándoles un toque de canela; el orden me estabiliza, pero me fascina desordenarme de poco en poco, la sexualidad ajena no me preocupa a no ser que me pidan la cama o traten de clasificarme, me embriaga el mar pero no me gusta “ir a la playa” y no me tiño el pelo porque me cansé de estar pendiente de la raíz.
En aras de la convivencia y las relaciones humanas me adapto muchas veces y sonrío por fuera mientras por dentro estoy jurando en arameo, deseando poner pies en polvorosa y alejarme de la situación. Suelo sonreír y no quedo mal del todo, sólo que en ocasiones la lengua me juega una mala pasada y actúa sin contar conmigo, mi lengua tiene lo que se llama autodeterminación. Por ejemplo, la otra mañana, estaba añadida (que no reunida) a un grupo de mujeres dispuestas a criticar cualquier actuación que se saliera de sus razonamientos y a hacerlo, además, a una velocidad verbal que para mí la quisiera cuando discuto de temas serios, el cansancio fue tal que mi lengua tomó vida propia y mientras yo recogía la toalla de la arena, sin pedirme permiso lanzó un: “¿Saben qué les digo? Yo he venido aquí a hablar de mi libro.”
Me miraron como si estuviera loca, sin entender lo que estaba diciendo, supongo que desconocían la anécdota de Paco Umbral; creo que desde entonces me han descalificado y ya no ostento el título de compañera de playa, pero me siento muy satisfecha porque sé que les he dado tema de conversación para varios meses… Es lo que tienen las personas con prejuicios que cualquier caramelo les parece un chupa-chups.

18 mayo 2018 – Victoria Blanco para VOCES entre VOCES.



PREJUICIOS

AUDIO:
NUEVOS TALENTOS


Rafael Cotilla


TODO ESTÁ ARDIENDO

Todo está ardiendo
(Letra y música.- Babelain)

Tarde de perros/todo está ardiendo
Arden tus brazos
Salen tres soles/suenan tres cuernos
Arden tus ojos/arde el infierno
Nadie en las calles/viento salvaje
Arde tu lengua
Caen las pavesas/sobre el tejado
Arden tus manos/me dejan helado
Se rompe el espejo
En mil pedazos y cada trozo
Se convierte en llama
Y van volando hacia tu cama
Una leve brisa
Me hiela la sonrisa
Los peces en el río
Están ardiendo y tengo frío.
Oigo caballos/cuatro jinetes
Pasan volando
Salen ardiendo/incluso el Blanco
Y pergaminos/nada está a salvo
Sale una llama/de tu cabello
Cubro tu cuerpo
Arden mis labios/silbo con fuego
Llueve con fuerza/termina el juego.

José Luis Álvarez


TODO ESTÁ ARDIENDO

Mastico tierra, dolor de metamorfosis.
En estos días de humo,
yo también vivo dando vueltas en círculo.
Ese momento en que te sorprendes, plagiándote a ti mismo.
Las palabras que se lleva el viento
las devuelven las caracolas de la mar.
Nadie quiere un poema triste,
por eso lo mío lo escribo con una nariz de payaso.
Por eso a lo que escribo se le notan las costuras y la trampa.

J.J.C. - Juan Jiménez Caballero



TODO ESTÁ ARDIENDO

Para tu odio basta mi amor,
para tu incomprensión,
vuela mi empatía.
Para tu ira, mi abrazo,
contra tu rabia, una sonrisa,
así se deshace la barbarie...

¿Como puede el árbol renunciar
a sus raíces?
Es el bosque su madre
y el agua su alimento.
Tus raíces andaluzas, Cataluña,
y el amor, tu sustento.
Te quiero fuera,
te quiero dentro.
Porque te quiero, te respeto,
tu sentir y vivir, son míos.
Para tu pena de ayer hoy,
hoy te mando un nuevo día
lleno de esperanza, ilusión,
de luz y de amor,
lleno de alegría.

Para contrarrestar
el crujir de la tierra
que llora seca por falta
de agua y vida.
Lo que es abajo es arriba.
Y mi sentir andaluz 
abraza en paz, con amor,
tu estima y tu sentir,
tu derecho a alzar la voz,
tus ganas, tu ser, merecen mi respeto.

Y mi amor, hermana mía,
Me parte el alma verte llorar,
y te mando mi abrazo y mi vida,
con amor, esperanza, y una sonrisa.

Censi Lorca


MICRORRELATOS

El joven poeta se dirigió a su anciano abuelo, el mismo que le había inculcado su amor a las letras desde pequeño y, orgulloso, le comenzó a leer su último texto:
A veces las gotas de lluvia se mezclan con las lágrimas y las risas con los truenos . . .”
El anciano le interrumpió: “A veces no, hijo, siempre. Eso es la vida”.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


MICRORRELATOS

Estaba escrito en las paredes
del destino,
estaba escrito en el camino
de la savia,
que de lo que tu cosechaste
otros no valorarán
sus frutos.

José María Rico





Árbol, junto a ti
árbol soy,
cuerpo inerte en baño glacial sumergido.

El cielo resplandece,
la amistad no deslumbra.
Y el invierno se afirma,
flor entre las flores.

Árbol, junto a ti,
árbol soy.
Frío que estremece.
En agua helada, glacial,
tú y yo, día y noche, sumergidos.

Kim Nam-jo, incluido en Poesía coreana en España (Prometeo Digital, Internet, 2006, selecc. de Pío E. Serrano, trad. de Kwon Eunhee y Yoon Junesick).

sábado, 12 de mayo de 2018


VOCES entre VOCES

TEMAS TERTULIA 18-5-2018

PREJUICIOS
TODO ESTÁ ARDIENDO
MICRORRELATOS


    "La civilización que confunde a los relojes con el tiempo, al crecimiento con el desarrollo y a lo grandote con la grandeza, también confunde a la naturaleza con el paisaje, mientras el mundo, laberinto sin centro, se dedica a romper su propio cielo."(Eduardo Galeano)







¡Mujer desnuda, mujer negra!
       vestida con tu color que es vida, con tu forma que es belleza.
       A tu sombra he crecido; la dulzura de tus manos vendaba mis ojos.
       Y ahora, en pleno estío, en pleno mediodía, te descubro, Tierra prometida, desde la cima de
       un alto puerto calcinado
       y tu belleza me fulmina en pleno corazón, cual relámpago de un águila.

¡Desnuda mujer, mujer obscura!
       madura fruta de carne tersa, sombríos éxtasis de vino negro, boca que haces lírica mi boca.
       Sabana de puros horizontes, sabana que a las caricias fervientes del viento del Este te
       estremeces
       tantán esculpido, tantán tensado que en los dedos del vencedor bramas
       canto espiritual de la Amada tu voz grave de contralto.

¡Desnuda mujer, mujer oscura!
       Aceite que ninguna brisa riza, aceite suave en los costados del atleta, en los costados de
       los príncipes de Malí.
       Gacela de celestes ataduras, las perlas son estrellas por la noche de tu piel.
       Delicias de los juegos del espíritu los brillos de oro púrpura por tu piel en tornasol.
       A la sombra de tu cabellera mi angustia se ilumina con los cercanos soles de tus ojos.

¡Mujer desnuda, mujer negra!
       tu belleza canto pasajera, forma que en lo Eterno fijo
       antes que el Destino celoso te reduzca a cenizas para nutrir las raíces de la vida.
Léopold Sédar Senghor en Chants d'ombre (1945), incluido en Poesía negra. Antología de poesía africana francófona contemporánea (Colegio Oficial de Aparejadores y Arquitectos de la Región de Murcia, 2007, selec. y trad. de Francisco Torres Monreal).
Otros poemas de Léopold Sédar Senghor
Tótem
    "Que la curiosidad sea más grande que el miedo". Acción Poética

TEXTOS TERTULIA 11-5-2018

EL GUIONISTA DE SUEÑOS
LA DANZA DE LOS PACÍFICOS
MICRORRELATOS


EL GUIONISTA DE SUEÑOS

El guionista de sueños conocía muy bien al ser humano, por eso algunos le llamaban dios.

El guionista de sueños regalaba sueños de pasado para compensar frustraciones presentes y sueños de futuro para sembrar ilusiones.
El guionista de sueños se ríe de los sueños humanos y esparce polvos de poesía para hacerles vibrar.
El guionista de sueños sabe a ciencia cierta que un humano no es nada sin los demás, pero que ellos no son nada sin él y sus sueños.
El guionista de sueños escribe quimeras en el aire y los soñadores las comparten porque a eso están condenados.
El guionista de sueños no cree en políticos, filosofías o predicadores, sabe que lo que es es así porque tenía que haber sido así, en caso contrario hubiera sido de otra manera, y sabiendo eso lo sabe todo.
El guionista de sueños miente siempre, pero sus sueños no mienten nunca.
El guionista de sueños te rebela con una bofetada y te somete con un abrazo.
El guionista de sueños ya no sueña, sabe medir la vida y convierte, a pesar de todo, sus sueños realidad.
El guionista de sueños, de todos los sueños, en tu pequeño y gran mundo, eres tú.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


EL GUIONISTA DE SUEÑOS

MIS CORRERÍAS


Rafael Cotilla



EL GUIONISTA DE SUEÑOS

Yo busco en las palabras,
una hoja de navaja.
Que te corte la vena del sueño.
Una bala de rabia,
que explote en tu estómago.
Para lo otro ,
ya están los otros...

J.J.C. - Juan Jiménez Caballero


EL GUIONISTA DE SUEÑOS

El Guionista de los Sueños
(Letra y Música.- Babelain)

Nos vence el sueño
derrota agradable
victoria del que pierde
nadie es indomable

Nos aleja de lo oscuro
nos instala en ese mundo
donde la luz nos cobija
como el puente al vagabundo

El guionista de los sueños
desayuna mescalina
canta como un tirolés
casi nunca desafina

Se mece como un funámbulo
en un alambre ilusorio
entre la vida y la muerte
ese sutil territorio

El guionista de los sueños
lleva gafas de mercurio
oye solo el tercer eco
y nos trae buenos augurios

Con su flauta disonante
nos dirige hacia una gruta
en el interior del cielo
donde la gente disfruta

Esa gruta es reversible
contiene lo que está fuera
y dentro solo hay espejos
alrededor de una hoguera
José Luis Álvarez



LA DANZA DE LOS PACÍFICOS

Un día descubrí que cada uno de nosotros poseemos compás, en definitiva, me di cuenta de que todos somos danzarines; cuando alguien me dice que no tiene ritmo le recuerdo que mientras camina manteniendo el equilibrio sobre dos piernas, su corazón bombea sangre y su respiración está coordinada, eso es tener ritmo ¿verdad? Pero existe algo mucho más importante que las notas: los silencios de la música; bailar sin escucharlos, sin sentirlos, ocasiona un movimiento descoordinado y frenético, como si al respirar no permitiéramos los intervalos para la exhalación, como si al caminar echáramos ambos pies a la vez.


La vida es una grandiosa danza repleta de todo tipo de bailarines, los hay avezados, principiantes, apasionados, insensibles, cordiales, reservados… llenado la pista de múltiples colores e infinitas posibilidades de figuras. Existe también -no podía ser de otra manera- un elemento discordante al que yo llamo bailarín de escuela, ese que no aprecia la música ni la vida y goza, sin embargo, de una memoria privilegiada que le permite repetir los pasos sin poner más corazón que el que late en su pecho; estos macarras de la rumba de la vida, incapaces de escuchar la música y esclavos de las pautas aprendidas, se permiten el lujo de marcar los pasos a los bailarines curtidos en bohíos cuyos oídos, ágiles en la escucha de las pausas, les conceden el privilegio de realizar, con los pies y con el alma, una pacífica danza de escarceos imposibles para la razón del necio imitador.


La danza de los pacíficos llena el mundo de silencios,
impredecibles silencios, silencios imprescindibles,
mil silencios necesarios y acostumbrados silencios,
y con su cadencia hecha de silenciosos momentos
combinan, como si nada, con el marrón de la tierra,
el claro azul de los cielos y las llamas del infierno,
y con las notas que salen raudas de los instrumentos
crean un lugar en donde se bailará un son eterno.

9 mayo 2018 – Victoria Blanco para “VOCES entre VOCES”



LA DANZA DE LOS PACÍFICOS

La danza de los pacíficos es el ritmo mismo de la vida: ese agricultor labrando la tierra, ese miniero excavándola, ese hombre de mar sorteando tormentas, todos jugándose la vida, ese maestro enseñando, esa doctora salvando vidas, ese transportista, esa oficinista, ese empleado, vendiendo todos su trabajo por mucho menos de lo que vale . . . ese científico, esa escritora, esas personas . . .
Ésa es la danza de los pacíficos, la de quienes todo lo crean día a día.
Luego está la danza de los locos, ese pequeño grupo que, enfermos de sinrazón y codicia, engaña, roba y manipula al resto de la humanidad, esos pobres enfermos que tanto dolor siembran, disfrazados de líderes, o supuestos representantes de algún dios, poderosos sólo para quien les crea tales.
Pero ésa es otra historia, una que no suele ser danza sino desfile rígido, teatral y tétrico.
Disfrutemos de la danza de los pacíficos de la que la inmensa mayoría participamos, disfrutemos del verdadero ritmo de la vida.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net


MICRORRELATOS

Noelia quería tanto a Noel que se enamoró de sus defectos.
Noel quería tanto a Noelia que se enamoró sólo de ella.
Ambos estaban, sin saberlo, enamorados de la vida.

Nekovidal - nekovidal@gmail.com ARTES LIBRES www.arteslibres.net






Nadie quiere
a la rosa enferma.

¿Acaso la enviaré al monte,
montada en el cadencioso penar de la carreta?
¿La enviaré al océano
montada en el bufido triste del barco?
¿La mandaré al espacio
montada en las estrepitosas alas del avión?

Déjalo,
déjalo todo así.

Y antes de que mi pequeño despierte,
entiérrala en mi pecho.

Yun Dong-ju, incluido en Poesía coreana en España (Prometeo Digital, Internet, 2006, selecc. de Pío E. Serrano, trad. de Kwon Eunhee y Yoon Junesick).
FUENTE: Blog literario Asamblea de palabras